Kike Calvo Fotografía

lunes, 29 de octubre de 2012

Desde el Objetivo de Kike Calvo: Esperando al Huracán Sandy

Nueva York - 11.56 p.m. Escribo estas líneas ante la incertidumbre de que pudiéramos perder la electricidad pronto. Una radio suena en el fondo de la habitación, describiendo las evacuaciones y alertas de la zona tri-estatal, mientras los aullidos del viento comienzan a acariciar las ventanas.


Tras vivir septiembre 11 y el amerizaje del avión de American Airlines en el Hudson, nunca pasó por mi cabeza que un día viviría un huracán, posiblemente de proporciones nunca antes vistas, en la ciudad de Nueva York. El New York Times ha instalado una cámara en la parte superior de su edificio en la calle 42 que captura escenas de Manhattan en tiempo real cada 60 segundos, donde se podrá ver el paso de la tormenta por la ciudad.




Hoy en la mañana, sin saber bien lo que iba a acontecer, decidí conducir hasta Yale, en West Haven (Connecticut), donde tenía gran parte de mis equipos fotográficos y numerosos discos duros con fotografías de muchos años atrás. No sé si podría amortiguar una nueva pérdida de todos mis equipos (Me asaltaron el año pasado, robándome todo y me hundí en el Amazonas a los pocos días con todos los equipos nuevos). Los vecinos de West Haven estaban colocando sacos de arena frente a las casas, y algunas de ellas, ya tenían selladas las ventanas con madera. La ida a transcurrido sin demoras, sin embargo, el retorno ha costado mucho más tiempo del habitual. Ya los atascos eran significativos, y muchos carteles de la autopista anunciaban evacuación en la zona A de Nueva York, que afecta a casi medio millón de personas. 

A la llegada a Manhattan un correo electrónico de un servicio de alerta al que me registré ayer, ya indica la evacuación de la zona donde se encontraban todos mis equipos: 

¨THIS IS SCOTT SCHWARTZ, EMERGENCY MANAGEMENT DIRECTOR FOR THE CITY OF WEST HAVEN, TODAY IS SUNDAY, OCTOBER 28, 2012. EFFECTIVE IMMEDIATELY, MAYOR PICARD HAS DECLARED A STATE OF EMERGENCY FOR THE CITY OF WEST HAVEN. THE CITY WILL OPEN A SHELTER AT THE CARRIGAN SCHOOL ON TETLOW STREET EFFECTIVE 4:00 PM. ANYONE SEEKING SHELTER SHOULD BRING ALL NECESSARY PERSONAL NEEDS AND MEDICATIONS FOR THE NEXT FOUR DAYS... ¨






Una vez en Nueva York, he tratado de ser lo más lógico y coherente posible, tratando en lo posible dada la situación. Siguiendo instrucciones, hemos comprado pilas, litros de agua y provisiones. Es muy posible, según anuncian ahora, que millones de personas se vean afectados de diferentes formas. Oleajes de dimensiones bíblicas, inundaciones, cortes de electricidad. 









Ya han pasado tres horas desde que el Alcalde Bloomberg ha ordenado el cierre del sistema de metro de la ciudad, ante el temor de que puedan inundarse. ¨Nuestro sistema de metro está diseñado para soportar numerosas inclemencias,¨comentaban en la radio mientras conducía, ¨pero no está diseñado para funcionar sumergido¨. 


Map: NOAA


Pauso un segundo mientras leo los últimos titulares: ¨Hurricane-force wind warnings have been issued for the coastal waters of seven states as Hurricane Sandy appears destined to enter the history books as one of the most exceptional -- and potentially destructive -- storms to strike the Northeast in modern history.¨ 

El viento ruge en el exterior y las calles parecen serenas. Observo lo que acontece tras el cristal, mientras coloco cinta adhesiva en forma de estrella, para evitar que los cristales salgan despedidos, en caso de romperse una ventana.  Me preocupa el andamio que hay en el exterior. En estos días estaban renovando el tejado del edificio, y la empresa encargada, ha dejado el andamio ¨aparcado¨en el último piso, nivel en el que me encuentro. 

Están instruyendo a los ciudadanos qué hacer ante un escenario de fuerte vientos y la importancia de que todos contemos con un kit de emergencia en cada hogar. La lista está completa, aunque me doy cuenta que quizá no tenga suficientes pilas si se va la electricidad mucho tiempo. He colocado una mochila junto a la puerta del apartamento, dejándo lista ropa de abrigo, zapatos, documentación, dinero y una de mis cámaras, en caso de que la situación realmente empeorara y nos indicaran que debiéramos evacuar. Por suerte, me encuentro en lo que consideran Zona C o amarilla ¨Possible but unlikely chance of evacuation¨. La Zona A o Zona Roja ya ha sido evacuada el día de hoy, afectando a casi medio millón de neoyorkinos. 


Mientras incorporo el mapa al blog, apunto en una hoja los dos refugios de evacuación más cercanos a donde me encuentro. Al hacer un recuento, mi posición dista 11 manzanas de la zona naranja. 

Cierro estas líneas tratando de imaginar lo que depararán los próximos dos días. Una mezcla de nerviosismo e incertidumbre ante un evento natural de proporciones históricas. Quien podría imaginar las estaciones de metro desiertas. Recuerdos de un NY post 911 pasan por mi cabeza.

Image: Flickr MTA


Siempre cierro con la frase ¨Nunca dejeis de soñar¨, pero en esta ocasión, creo es más adecuada que espero que la Virgen del Pilar se acuerde de nosotros. Buenas noches.





2 comentarios:

  1. Fe y actitud. Dios te acompanara y aunque una tormenta ande a tus pies estareis tranquilo porque Dios estará contigo. Que pena lo que se esta viviendo. Te incluyo a ti y a todo el estado en mis oraciones.

    ResponderEliminar
  2. Un saludo desde Colombia. Mucha precaución y tranquilidad!

    ResponderEliminar