Kike Calvo Fotografía

miércoles, 30 de enero de 2008

Koto: una escuela para los niños de Hanoi

Heraldo de Aragón. Frontera Azul. Suplemento de Medio Ambiente.
Fecha: Lunes 30 de enero del 2008.


Texto y foto: ©KIKE CALVO

Este material está disponible en este blog para uso privado. Está prohibido su uso no autorizado, así como toda diseminación, distribución, publicación o reproducción no autorizada, total o parcial.

Al mirar la imagen de este plato asiático podríamos pensar que no es sino una bonita presentación de chao tom, langostino picado a la plancha sobre caña de azúcar, servido con papel de arroz y salsa dulce. Sin embargo, toda fotografía tiene una historia. Y en este caso, una historia con final feliz.

El plato me lo sirvieron en Koto, un restaurante cuyas siglas son Know One, Teach One (conocer a uno, enseñar a uno), que se encuentra en Van Mieu, una zona muy cercana al Templo de la Literatura, un hermoso espacio dedicado a Confucio.

Todos los que trabajan en Koto son niños de la calle. El creador, Jimmy Pham, lo fundó en 1996 con la idea de darles una verdadera familia, un entorno sano para que aprendan las bases sociales y prácticas del negocio de la hostelería. Thuong es el miembro más joven de la plantilla. Nació en 1991 y lleva dos meses en “la familia”. Su sueño es conseguir trabajo en un hotel pero, ante todo, salud para los que le rodean.

Mientras espero a que llegue mi plato de chao tom, me levanto y converso con una dulce adolescente, Nguyen Thi Hoon, mientras prepara una tarta de papaya tras el mostrador. “Llevo 18 meses aquí. Esta oportunidad ha sido todo para mi”, relata Hoon bajo su gorro blanco de chef.

Tras llegar, todos los niños reciben un curso de dos semanas. Se les da un techo, que comparten con otro miembro de más antigüedad, un seguro sanitario y reciben su primer salario, que les permite asentarse. Y, por supuesto, se les entrega algo sin lo cual un estudiante no podría sobrevivir en Hanoi, una bicicleta.

Max Ehrman dijo: “Tú eres un hijo del Universo, como la Luna y las estrellas. Tienes el derecho a estar aquí. Y aunque lo veas claro o no, no existe duda de que el Universo se desdoblará, presentándose frente a ti como debe”.

A día de hoy, el 100% de los niños y niñas que han pasado por Koto han conseguido trabajo en restaurantes y hoteles de Vietnam. Una bella historia en una ciudad donde el simple acto de cruzar una calle se convierte en una odisea para el visitante.

jueves, 24 de enero de 2008

Sudeste asiático


Durante este último mes KIKE CALVO ha estado realizando un proyecto fotográfico desde el Sur de Tailandia, pasando por Malasia y la zona de Sabah, a las zonas de Halong Bay y el Parque Marino de Cat Ba en Vietnam.

La imagen que se muestra en esta entrada, representa un mercado de pescado en Kota Kinabulu, o "wet market" como allí lo llaman. KIKE se encontró, a las seis de la mañana, con decenas de tiburones que llegaban en los barcos de pescadores. En un futuro, KIKE presentará las imágenes resultantes de este viaje.

Nueva librería infantil en el Bazar de KIKEO®


En el Bazar de KIKEO®, situado en la planta baja de KIKE CALVO Gallery, se ha abierto la nueva librería infantil. Este rincón, creado por KIKE, tiene libros que tratan temas acordes a su espacio, como el respeto a la naturaleza, las diferentes culturas del mundo, viajes y el aprendizaje sobre el mundo que nos rodea, entre otros. Hay libros desplegables, con sonidos de animales, secciones táctiles... todo para aprender jugando. La nueva librería infantil, es un buen lugar en el que encontrar un pequeño detalle para los más pequeños de la casa.

miércoles, 23 de enero de 2008

I Con-Curso de fotografía de HERALDO DE ARAGÓN y KIKE CALVO

De izquierda a derecha, Anna, Miguel, David y Silvia.

El pasado viernes, día 18 de enero, se entregaron en la sede del HERALDO DE ARAGÓN, situado en el Paseo Independencia, los premios del I Con-Curso de Fotografía de HERALDO DE ARAGÓN y KIKE CALVO. Las dos modalidades del concurso eran fotografía natural y fotografía retocada. Silvia Rubio, coordinadora del HERALDO ESCOLAR, fue la encargada de entregar dichos premios. KIKE CALVO no pudo asistir a la entrega de premios, puesto que se encontraba de viaje en Borneo.


Anna Budantesva, de 14 años y estudiante del colegio La Milagrosa, fue la ganadora en la modalidad de fotografía natural y premiada con un pase de tres días para la Expo, una cámara de fotografía digital y una impresora con calidad fotográfica.


En la categoría de fotografía retocada, resultó ganador Miguel Álvarez Mariscal, de 12 años y estudiante del colegio La Salle Montemolín. Fue galardonado con un pase de tres días para la Expo, una cámara digital y una impresora con calidad fotográfica.


Para ambas categorías se realizó un sorteo entre todos los participantes. El ganador del sorteo en la modalidad de fotografía digital fue David Ortiz Bazán, de 10 años y alumno del colegio Sagrado Corazón de Jesús, que recibió una cámara de fotos digital y el libro “Hábitats” de KIKE CALVO. Silvia Herreras, resultó, por el contrario, ganadora en la modalidad de fotografía retocada y ganó otra cámara digital y el libro de “Hábitats”. KIKE CALVO cedió sendos ejemplares del libro "Hábitats" a los ganadores.

Terrazas flotantes sobre el mar del sur de China


Heraldo de Aragón. Frontera Azul. Suplemento de Medio Ambiente.Fecha: Lunes 21 de enero del 2008.

Texto y foto: ©KIKE CALVO

Este material está disponible en este blog para uso privado. Está prohibido su uso no autorizado, así como toda diseminación, distribución, publicación o reproducción no autorizada, total o parcial.

La semana pasada escribí desde el sur de Tailandia y, ahora mismo, tras un breve paso por Kuala Lumpur, me encuentro en la selva de Borneo, concretamente en Sabah, una remota provincia al este de Malaasia, bañada por el verdoso mar del sur de China.

Tras coger un talibu, o lo que es lo mismo, un barco tradicional, he conseguido acceder hasta la isla de Gaya, un paradisiaco enclave perteneciente al Parque Marino del Turku Abdul Rahaman, junto a cuatro islas más: Manukan, Manutik, Sapi y Sulug.

A pesar del nuevo proyecto para patrullar por el parque, dentro de sus límites aún se pesca utilizando cianuro, para conseguir que las langostas salgan de sus guaridas. Los pescadores también usan la técnica llamada "fish bombing" que no es sino producir explosiones en el mar, de manera que los peces queden flotando en la superficie.

Yusury, un tímido pescador local, me explica, bajando la mirada, cómo entre las capturas más parecidas está el atún. "La semana pasada -me relata-, junto a la isla de Sepenaggok, tuvimos un encuentro con el tiburón ballena. Suelen aparecer en esta época del año". La razón es la alta concentración de plancton en el agua, lo que a su vez hace que la visibilidad sea muy reducida cuando uno se pone unas gafas de bucear.

En un extremo de la isla se levanta el Gayana Eco Resort, un pequeño rincón del paraíso. Varias cabañas de madera construídas sobre el agua recuerdan los paisajes de Tahití. La confluencia de este punto de tres ecosistemas, arrecife de coral, manglar y praderas de algas, lo convierte en algo único.

Cae la noche. Rociado de loción antimosquito, redacto este texto sentado en la terraza, mientras observo a un gecko, un pequeño lagarto autóctono, que parece inmóvil sobre una vieja lámpara, al lado de la tecnología que nos conecta al mundo. Buenas noches. Mañana será otro día.

martes, 15 de enero de 2008

Un rincón perdido en el país de las sonrisas

Heraldo de Aragón. Frontera Azul. Suplemento de Medio Ambiente.
Fecha: Lunes 14 de enero del 2008.

Texto y foto: ©KIKE CALVO

Este material está disponible en este blog para uso privado. Está prohibido su uso no autorizado, así como toda diseminación, distribución, publicación o reproducción no autorizada, total o parcial.

"Un plato de Thai, por favor", pido al camarero mientras descanso en un diminuto restaurante de una remota isla llamada Raya, en el mar de Andamán, Tailandia. La comida tradicional del país se caracteriza por la armonía de sabores. Debido al espíritu budista, los tailandeses nunca utilizan grandes porciones de animales en sus preparaciones.

Las condiciones climáticas de esta parte del país están dominadas por los vientos monzones que soplan durante todo el año, lo que hace que el clima imperante sea cálido y húmedo. Ahora es la temporada, seca que dura de noviembre hasta abril.

Me encuentro escribiendo estas líneas al sur de Tailandia, en una de las islas que rodean al islote más grande, Phunket. Se trata de una zona que en estas mismas fechas, hace cuatro años, concretamente el 26 de diciembre del 2004, fue arrastrada por un tsunami que devastó infinidad de pequeñas poblaciones del océano Indico.

La zona parece muy recuperada. Sin embargo, mientras realizo fotografías y camino por las preciosas playas de Ao Kon Kac Ba, donde a pocos metros bajo el agua se esconden preciosos arrecifes coralinos, no puedo dejar de pensar en la historia que minutos antes me relataba un matrimonio de visitantes, habitual de la zona, sobre el territorio desastre natural.

"La gran ola nos alcanzó a las 9.45 de la mañana", me explicaba Frncesco. "Todo lo que ves quedó cubierto bajo la arena. Lo más difícil de olvidar es cómo, mientras mirábamos al mar, toda esta extensión de agua que hay frente a nosotros comenzó a retirarse, dejando a la vista incluso los corales. Y, sin darnos cuenta, el agua regresó en varias oleadas creando un efecto de succión, como un aspirador al retirarse de nuevo". El rostro del italiano al darme detalles lo dice todo.

El tsunami alcanzó seis provincias en el sur del país, devastando más de 400 kilómetros de costa, matando a cerca de 9.000 personas y acabando con la forma de vida de más de 35.000 familias. Más de 1.200 niños perdieron a sus padres esa mañana.

Desde los comienzos de los años 80, el turismo ha sido la principal fuente de ingresos en la economía tailandesa. Sin embargo, la agricultura continúa representando un sector importante, con cultivos de coco, caucho y piñas. Las piscifactorías de langostinos son ya un elemento integrante del paisaje.

A pesar de que la sonrisa permanente de los tailaneses denota alegría y de que, a simple vista, esta área, así como otras que he recorrido, parecen recuperadas, es muy posible que la huella siga viva. En este momento, sin embargo, sólo puedo mirar ensimismado los colores del agua y la belleza de Raya, un rincón perdido en el país de las sonrisas.

sábado, 5 de enero de 2008

Ártico


KIKE CALVO GALLERY en Plaza Sas. Paseo de los Giles n.7. Zaragoza.
Fecha: 4 de enero hasta 4 de marzo, aproximadamente.

KIKE CALVO inauguró ayer a las 19.00 la exposición "Ártico" en su galería. La exposición está formada por 23 instantáneas de paisajes, glaciares, icebergs, belugas y dos retratos. Todas ellas nos permiten realizar una travesía por las zonas circumpolares de Canadá. El conjunto fotográfico se podrá visitar durante, aproximadamente, dos meses.

viernes, 4 de enero de 2008

Los renos de Papá Noel

Heraldo de Aragón. Frontera Azul. Suplemento de Medio Ambiente.
Fecha: Lunes 24 de diciembre del 2007

Texto y foto: ©KIKE CALVO

Este material está disponible en este blog para uso privado. Está prohibido su uso no autorizado, así como toda diseminación, distribución, publicación o reproducción no autorizada, total o parcial.

Nunca he tenido la suerte de encontrarme cara a cara con Papá Noel o de verlo volar, empujado por sus remos. Aunque me imagino que esto nos pasa a todos. ¿Por qué el destino nos daría tal premio? Aunque quizá algunos niños tengan la suerte de encontrarlo en estos días.

Lo que sí he podido apreciar son las características físicas de los bellísimos renos en muchas ocasiones y , siempre, en regiones circumpolares, su hábitat natural. Los renos tienen una gran importancia para muchos de los habitantes de las regiones árticas, siendo su rol en la economía algo esencial. Un propietario puede llegar a tener cientos de animales.

Si hay algo que impresiona es verlos correr libremente en la tundra. Muchas veces, la curiosidad los acerca hasta tu posición. Y, en otras, toca arrastrarse para no hacerlos correr. Un truco que funciona es el de levantar las manos por encima de la cabeza, simulando unos cuernos. Moviendo los brazos de lado a lado, esta técnica suele atraer a algunos ejemplares desde la distancia. Este secreto lo compartió conmigo el fotógrafo Dennis Fast, especializado en fauna ártica. Eso sí, no lo hizo para atraer a los caribús, como los llaman allí, sino para auyentar a un oso polar que nos acechaba en Hubbard Point. Después del incidente, Dennis matizó, "por cierto, esta misma técnica atrae a los renos".

Alguna moneda canadiense los incorpora. Y en los territorios de Newfoundland y Labrador son los animales oficiales. En los mercados asiáticos, se vende el polvo de sus cornamentas como afrodisiaco, y también como suplemento medicinal.

Dasher, Dancer, Prancer,Vixen, Comet, Cupid, Dunder y Blixem, los renos del trineo de Papá Noel, fueron ya descritos en 1823 en el poema anónimo "Una visita de San Nicolás". Rudolf, con su nariz roja, se incorporó al equipo de Santa Claus después.

Llega la Navidad. Unos pocos la adoran y otros la odian. Época comercial o periodo familiar. Complicado. De un modo y otro, yo trataré de dormir esta noche a ver si, aunque ya no soy tan niño, el señor Noel se anima y deja algún presente. Porque soñar es gratis.